Toxoplasmosis y Enfermedad por arañazo de gato. Diagnóstico diferencial de adenopatías laterocervicales.

Blanca Pilar Galindo Torres, Pablo Crespo Escudero, Danilo Terán Muñoz, Alicia Clemente García, Miguel Victor Grijalba Uche, Ana Isabel Navazo Eguía

Resumen


Introducción y objetivo: La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa causada por Toxoplasma gondii, mientras que el agente etiológico de la enfermedad por Arañazo de gato es Bartonella Henselae. En ambas infecciones, el gato está implicado en la transmisión: en la toxoplasmosis es el hospedador definitivo mientras que en la Enfermedad por arañazo de gato es el vector. La toxoplasmosis aguda adquirida en individuos inmunocompetentes es asintomática en el 80-90% de los casos, lo que hace que el diagnóstico de la enfermedad se realice fundamentalmente por serología. Sin embargo, los anticuerpos tipo IgM tienen una duración de 6 meses a 2 años, lo que supone que su presencia pueda llevar a la confusión de infección aguda reciente. La linfadenitis es la forma sintomática más frecuente de la toxoplasmosis aguda: habitualmente se presenta como una linfadenopatía única, siendo la región cervical posterior la localización más frecuente que persiste en ocasiones palpable durante meses, debiendo realizar entonces  el diagnóstico diferencial con enfermedades malignas. La enfermedad por arañazo de gato típica también se caracteriza por la aparición de adenopatías regionales dolorosas que persisten durante varias semanas o meses después de haber tenido contacto con un gato. La mayoría de los pacientes con un cuadro típico experimentan resolución gradual de los síntomas, en ambas infecciones, incluso sin tratamiento antimicrobiano específico.

Material y Método: Se presenta el caso de un paciente de 28 años, fumador de un paquete de tabaco al día, sin otros antecedentes de interés, que consulta por la aparición de adenopatías laterocervicales bilaterales dolorosas. Refería contacto habitual con animales (gatos, perros, gallinas, canario), y no otros contactos de riesgo.

Resultados: En la exploración del área ORL se objetivó una desviación septal hacia fosa nasal izquierda, con una hipertrofia turbinal inferior derecha, restos adenoideos en cavum y múltiples adenopatías laterocervicales bilaterales, dolorosas a la palpación. Se realizó una analítica sanguínea completa que confirmó la presencia de anticuerpos IgM + para Toxoplasma, siendo negativa la serología para Bartonella Henselae. La TAC sugería la posibilidad de linfoma cervical por la presencia de adenopatías cervicales bilaterales de aspecto patológico. Por ello, el paciente fue intervenido de adenoidectomía, septoplastia, tubinoplastia y adenectomía. En el estudio anatomopatológico no se observaron alteraciones a favor de una toxoplasmosis aguda, sino una hiperplasia folcular linfoide y linfadenitis granulomatosa no necrotizante, planteando como primera posibilidad que se tratara de una enfermedad por arañazo de gato.  El paciente no precisó tratamiento ya que estaba asintomático y las adenopatías finalmente fueron reduciendo de tamaño hasta su desaparición.

Conclusiones: Las adenopatías laterocervicales son una condición clínica frecuente, que implica un análisis exhaustivo de todos los elementos de la historia clínica para de esta forma llegar a una aproximación razonable y lógica. La serología resulta útil para realizar una primera orientación diagnóstica, aunque no siempre es concluyente. En el caso de que existan dudas razonables con la presencia de un linfoma, la biopsia permite realizar el estudio microbiológico e histopatológico definitivo.

Palabras clave


Adenopatías; Toxoplasmosis, Enfermedad por arañazo de gato



DOI: http://dx.doi.org/10.14201/orl.18256

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ESCI Web of Science