Nuestra experiencia en amigdalectomía en los años 2013-2017 en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid

Ana Sánchez Martínez, Jaime Santos Pérez, Ana Fernández Rodríguez, Luis Miguel Torres Morientes, Jesús Eduardo Ramírez Salas, Darío Morais Pérez

Resumen


Introducción y objetivo: La amigdalectomía es un procedimiento frecuente en otorrinolaringología pediátrica. Actualmente se indica fundamentalmente en hipertrofia amigdalar asociada a trastorno obstructivo del sueño, amigdalitis de repetición o asimetría amigdalina. La hemorragia se considera la mayor complicación tras esta cirugía y la más temida; su incidencia se estima entre un 2 y un 5% pero las series varían bastante, documentándose hasta un 20% en algún estudio. Nuestro objetivo es revisar la experiencia en amigdalectomía durante los años 2013 al 2017.

Material y Método: se realiza un estudio prospectivo de 442 pacientes sometidos a amigdalectomía asociada o no a adenoidectomía entre los años 2013-2017 en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Hemos recogido datos relativos a la edad, sexo, diagnóstico, técnica quirúrgica, días de ingreso, hemorragia posquirúrgica y tratamiento realizado en este caso.

Resultados: Hemos obtenido una muestra de 442 pacientes con edades comprendidas desde 1 año hasta los 78 años; el 76,9% fueron pacientes menores de 14 años. Respecto al sexo, el 45.9% fueron del sexo femenino y el 54.1% restante fueron del sexo masculino. Las principales indicaciones de cirugía fueron la amigdalitis de repetición y el síndrome de apnea hipopnea del sueño. Se realizaron un total de 315 adenoamigdalectomías y 121 amigdalectomías. En 6 pacientes la amigdalectomía fue unilateral por sospecha de neoplasia. La estancia media hospitalaria fue de 1,3 días. La técnica mas utilizada en nuestro hospital es disección fría y hemostasia con pinza bipolar  y compresión para las amigdalas y legrado con adenotomo para las adenoides, con compresión posterior para la hemostasia. Del total de pacientes, 20 sufrieron sangrado postquirúrgico (4.52%): 8 fueron inmediatos (primeras 24 horas), en 11 el sangrado fue tardío (a la semana) y en un caso el paciente sangró en 2 ocasiones (en las primeras 24 horas y a la semana). En todos ellos el estudio de coagulación previo fue normal. De estos 20 pacientes en 10 fue necesario entrar a quirófano para realizar el control de la hemorragia. Además de la compresión y la pinza bipolar utilizamos en algunos casos sustancias hemostáticas como el "floseal" siendo éste efectivo para controlar el sangrado.

Conclusiones: La amigdalectomía es un procedimiento frecuente en el día a día de nuestra especialidad. Es importante ser estricto en la selección del candidato a cirugía, en primer lugar porque como ya hemos visto un volumen muy elevado de los pacientes están en edad pediátrica (en nuestra muestra casi el 80% son menores de 14 años) y en segundo lugar porque es una cirugía que no está exenta de complicaciones como el sangrado que obliga en ocasiones a reingresar al paciente y someterlo de nuevo a una anestesia general para controlarlo. No tenemos manera de predecir el sangrado por lo que especialmente en los niños es importante la vigilancia en las primeras 24 horas ya que las posibilidades de que se inestabilicen hemodinámicamente son mayores.

Palabras clave


Amigdalectomía; sangrado postamigdalectomía



DOI: http://dx.doi.org/10.14201/orl.18278

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ESCI Web of Science