Presentación del XXIV Congreso Nacional de la SOMEF Talavera de la Reina, Toledo, España 25-27 de octubre de 2018

Maria Bielsa Corrochano

Resumen


XXIV Congreso Nacional SOMEF

Presentación

Dra. Maria Bielsa Corrochano

Presidenta del Comité Organizador

Presidenta de la Sociedad Médica española de Foniatría (SOMEF)

 

Bienvenidos al XXIV Congreso Nacional de Foniatría en el que abordaremos el «Tratamiento multidisciplinar en los tumores del Sistema Nervioso Central, Cabeza y Cuello». Esta perspectiva es ambiciosa pero necesariamente limitada. No analizaremos en profundidad ni el diagnóstico ni el tratamiento del tumor sino que pondremos nuestro foco en sus consecuencias sobre el lenguaje, la voz, el habla y la deglución, su prevención y su rehabilitación. Nuestro trabajo comienza cuando el diagnóstico está establecido, muchas veces cuando el tratamiento ya ha finalizado. Otros profesionales como el patólogo o el oncólogo han tenido antes la responsabilidad diagnóstica y terapéutica y es justo en esta presentación que hagamos mención de ellos. Los tumores del Sistema Nervioso Central (SNC) afectan a escala mundial a más de 250.000 personas al año. Los tumores de cabeza y cuello (CC) incluyendo la cavidad oral, labios, senos paranasales, maxilares, faringe y laringe ocupan el 6º lugar en frecuencia total de tumores. En España se diagnostican 12.000-15-000 casos nuevos por año. En cuanto al cáncer de laringe España es el país del mundo con mayor incidencia debido al exceso en el consumo de tabaco registrado durante años. Los avances médicos han aumentado la supervivencia de los tumores de una manera extraordinaria, pero desde hace dos décadas el interés de la Medicina va mas allá dando una especial importancia a otros parámetros como la Morbilidad y la Calidad de vida. Pues bien, este grupo de tumores y sus tratamientos impactan de forma más importante que otros sobre la calidad de vida ya que afectan funciones tan esenciales como comer o hablar con todas las implicaciones que supone para la persona y la sociedad. El grupo de estudio de calidad de vida de la EORTC (The European Organization of Research and treatment of Cancer) establece unos parámetros de calidad de vida, valorados por el propio paciente, mediante un cuestionario general y módulos específicos para los diferentes tumores. El de los tumores de cabeza y cuello (EORTC QLQ-H&N37) valora de forma independiente diferentes escalas que se pueden combinar: dolor, dificultades para tragar, alteraciones del habla, problemas para comer delante de otros, alteraciones en el contacto social etc. La función principal de estas mediciones es evaluar las preferencias de los pacientes y ayudarles a decidir sobre las intervenciones que los diferentes profesionales pueden ofrecer. Sobre este tema hablaremos en estos días de forma exhaustiva. Uno de los módulos del cuestionario general se centra en la INFORMACION recibida por el paciente sobre su proceso en las diferentes etapas de la enfermedad y evalúa su opinión sobre la utilidad y la satisfacción con la información recibida o el deseo de recibir más o menos. Este tema nos parece especialmente interesante y por ello queremos inaugurar este Congreso con una mesa sobre el manejo de la información. Quién, cómo y cuándo informar, no sólo sobre el diagnóstico del tumor sino sobre sus consecuencias y lo que le espera en el día a día. Quién debe resolver las dudas, los miedos y las expectativas del paciente y de la familia. Una vez más expresamos nuestras limitaciones por no poder traer a todos los profesionales que participan en este proceso pero queremos dar voz a muchos de los actores que intervienen en este intercambio de información. La Dra. Teresa Herrero con su experiencia se encargará de coordinar esta mesa. La cirugía de los tumores de cabeza y cuello supone resecciones o amputaciones de órganos y estructuras: el dolor de la craneotomía, de la glosectomía, de la mandibulectomía, las cefaleas, las neuralgias postquirúrgicas, las molestias al hablar o al comer…deben contar con un buen soporte analgésico como pilar fundamental de calidad de vida. Proponer una rehabilitación funcional sólo es posible si se trata el dolor y por ello hemos querido dejar un capítulo al manejo del dolor en la rehabilitación .La Dra. Escribá es Médico Rehabilitadora en el hospital Virgen del Prado de Talavera y forma parte del comité de dolor del mismo. La Disfagia en los pacientes de cáncer de cabeza y cuello suele ser un síntoma inicial de la enfermedad pero con mucha frecuencia está relacionado con la cirugía y el tratamiento oncológico. Son conocidos los vómitos, la pérdida de apetito y la fatiga secundarios a la quimioterapia. Los efectos agudos de la radioterapia y de la quimioterapia consisten generalmente en irritación de las mucosas, ulceraciones o dolor en la cavidad oral que pueden obligar a eliminar temporalmente la alimentación oral y a interrumpir la radioterapia o la quimioterapia con la consiguiente pérdida de efectividad del tratamiento. Los efectos tardíos quizá sean menos conocidos: los atragantamientos, la tos y el rechazo a la comida o la fibrosis posradioterapia pueden durar meses e incluso empeorar con el tiempo, ya con el paciente no hospitalizado y más alejado del circuito asistencial. El paciente evita las comidas por miedo al dolor y al atragantamiento. Las consecuencias: desnutrición, deshidratación, infecciones respiratorias y debilitamiento general aportarán un plus de complicaciones al ya sufrido paciente. El paciente con cáncer requiere un aporte nutriconal extra para afrontar el consumo energético que provoca la enfermedad y para reponerse. La disfagia y la desnutrición se potencian mutuamente ya que al perderse masa muscular se deterioran las fibras estriadas del músculo lo que aumenta la dificultad para tragar y cierra el círculo vicioso. La sensibilización de todos los profesionales que tratan la enfermedad de base es muy importante para que la disfagia sea manejada como una entidad clínica y no sólo como un síntoma más de otra enfermedad. La coordinación multidisciplinar aumenta la eficacia terapéutica y disminuye el riesgo der complicaciones. Durante el Congreso trataremos la Disfagia desde un punto de vista diagnóstico y rehabilitador pero hoy queremos acercarnos al problema desde la comida como disfrute y como acto social. En el hogar la dieta de los pacientes con disfagia suele excluir muchos alimentos, diluye demasiado los nutrientes para facilitar su deglución. Los purés clásicos de verduras y pescado o carne son monótonos y sin ningún atractivo visual ni olfativo .La deficiente presentación no contribuye en nada a abrir el apetito. María Jesús Romero es la Presidenta de la Asociación Nacional de pacientes de cáncer de cabeza y cuello. Su libro de recetas, «Y ahora ¿qué como? », es fruto de una paciente y minucioso trabajo de recopilación y análisis asesorado por oncólogos y nutricionistas. Las consecuencias psicosociales de la disfagia son el pánico, la ansiedad al comer, evitar comer en compañía, no poder comer fuera de casa….etc., no es raro que se asocien problemas depresivos a esta limitación porque no cabe duda de que comer es una actividad que socializa a las personas, comemos en familia, con los amigos, hacemos comidas de trabajo y celebraciones de todo tipo comiendo. En nuestra cultura, comemos y hablamos de comida. Cuando la comida pierde valor social se pierde el placer de comer. Desde hace poco más de una década la Nutrición Médica ha avanzado mucho en el uso de espesantes , espumas, gelatinas y productos que permiten texturizar los alimentos y ofrecerlos de forma segura a los pacientes de disfagia También han proliferado los blogs y páginas de profesionales que proponen recetas atractivas y nutritivas para estos pacientes. Nuestra apuesta para este Congreso ha sido contactar con un chef joven e innovador que acepte el compromiso de elaborar un menú para pacientes con disfagia. El chef Carlos Maldonado ha aceptado este reto y colabora con nosotros en esta tarde con una máster class para pacientes con disfagia. Esperamos que disfruten del apasionante programa y de su estancia en nuestra ciudad y en nuestra Universidad.




DOI: http://dx.doi.org/10.14201/orl.18944

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ESCI Web of Science