Tratamiento de la disartria y disfagia en tumores de tronco encefálico

Alicia Rodríguez Martín

Resumen


Introducción:

Los tumores de tronco encefálico pueden tener como secuelas a disartria y/o disfagia. Después de los tratamientos médicos, cuando el paciente ya no está en riesgo clínico, para que el paciente normalice su situación comenzaremos la rehabilitación lo antes posible. El foniatra realizará una evaluación del paciente y derivará al logopeda para que realice el tratamiento.

Objetivos:

El objetivo general en estos casos es proporcionar al paciente una buena calidad de vida en cuanto a una mejora del habla y la inteligibilidad de esta y una correcta alimentación e hidratación. Se establecerán unos objetivos específicos en función de las alteraciones del paciente. Respiración: establecer un patrón respiratorio adecuado a su necesidad vital, para aumentar el tiempo de fonación y corregir el patrón inspiración-pausa-espiración. Estimular la zona intra y extraoral para favorecer los músculos de la cara y cuello. Mejorar su articulación. Aumentar el tiempo y efectividad en la coordinación fonorespiratoria. Analizar la voz del paciente para guiar el trabajo. Aumentar la intensidad. Utilizar prótesis del paladar si el paciente se beneficia de ella. Corregir la resonancia nasal. Mejorar el ritmo y prosodia del paciente. Obtener una correcta y segura deglución. Explicar la higiene oral, utilización de texturas. Enseñar y aplicar la mejor técnica a para la segura alimentación del paciente. Si fuese necesario, entrenar en el uso de sistemas alternativos y/o aumentativos de la comunicación)

Método:

En todos los casos no se utilizan los mismos utensilios ni la misma metodología, ya que dependerá de la afectación de cada persona. En el hospital trabajamos con estos pacientes 2 veces en semana, pero se le enseña al paciente y a su familiar (en las primeras sesiones nos gusta que el paciente esté acompañado) para facilitar la información de los ejercicios que se le da en formato papel y que realizará en casa. La rehabilitación se comienza explicando al paciente y familiar en que va a consistir nuestra terapia y resolviendo las dudas que tengan ellos al respecto. Después continuaremos buscando la mejor posición para el paciente, enseñando una correcta respiración para tener un buen control fonorespiratorio y de apnea (deglución), realizaremos un análisis acústico de la voz, trabajaremos con el programa Lee Silverman Voice Treatment (tratamiento intensivo aumentando el volumen de voz sana); enseñaremos al paciente a trabajar el tracto vocal con la técnica Lax Vox; trabajaremos la hipofonía y/o parálisis de cuerda vocal (ejercicios de fuerza, utilización de los fonemas K, T, P); mejoraremos la resonancia (si el paciente es candidato utilizaremos una prótesis de paladar), articulación, prosodia y ritmo (vocalización exagerada, aumentar la intensidad de la voz, mejorar la monotonía con terapia de canto, imitar patrones de entonación, utilización de la retroalimentación grabando al paciente y pidiéndole que lo haga en casa) y si el paciente estuviese muy afectado y su habla sea ininteligible, enseñaremos al paciente un sistema alternativo y/o aumentativo de comunicación. Trabajamos con comida siempre que el paciente se pueda alimentar por boca y de la forma más segura que sea posible. Enseñaremos una correcta hidratación, higiene oral siempre les daremos para casa los ejercicios necesarios para que el paciente pueda continuar practicando lo aprendido en las sesiones.

Materiales:

Ordenador, programas informáticos, micrófono, teléfono con App, guantes, depresores, gomas ortodoncia, papel comestible, pasta posicionamiento lingual, gasas, pesas linguales y labiales, pantalla oral, prótesis de paladar (si es necesaria y el paciente la tolera) guía lengua, botella de agua, pajita, bastoncillos algodón, limón, café, azúcar, sal (todos los sabores que desees trabajar) guante de crin, pelota tamaño tenis, jeringas, fonendoscopio, pulsioxímetro, utilización de frío y/o calor.

Resultados:

Estos dependerán de la implicación del paciente, su familia y el tiempo que dedique en su casa para la realización de ejercicios y conseguir mejorar los síntomas o secuelas, así como del estado cognitivo del paciente, ya que este influye directamente en los resultados y no serán tan positivos.

Conclusiones:

El tratamiento logopédico para la disartria y /o disfagia permitirá al paciente recuperar en la medida de lo posible todas las secuelas producidas por el tumor, mejorar la inteligibilidad del habla, intentando llegar a ser lo más funcional posible y conseguir una deglución que le permita tener buena calidad de vida.


Palabras clave


Disartria;Disfagia



DOI: http://dx.doi.org/10.14201/orl.19168

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ESCI Web of Science