TUMORES MAXILOFACIALES MALIGNOS

Ramón Gutiérrez Díaz

Resumen


Los TUMORES Malignos de Cabeza y Cuello son INFRECUENTE (5%). Existen variaciones en distintas áreas geográficas, pero en Europa, la localización más frecuente es la laringe.

Es predominantemente en el sexo masculino, aunque en los últimos años, debido al aumento del hábito tabáquico en la mujer este cociente se está viendo modificado.

La edad media de aparición está por encima de los 50 años, aunque los tumores de nasofaringe y glándulas salivares pueden aparecer antes.  Existe un gran PLEOMORFISMO histológico, lo que a su vez contribuye a una menor incidencia y a un mayor desconocimiento del mismo.

Vamos a centrarnos en el Carcinoma de células escamosas de la vía Aero digestiva superior, que tiene los siguientes elementos en común: Originado en la mucosas, factores predisponentes comunes (tabaco y alcohol), Comportamiento biológico similar, Extensión regional a ganglios cervicales, Comportamiento clínico y Principios del tratamiento similares y Alta incidencia de segundos tumores.

En el Carcinoma de células escamosas de vía Aero digestiva superior denominamos Enfermedad local al tumor primario; Enfermedad regional a su diseminación en los ganglios del cuello y Enfermedad diseminada a la metástasis a distancia.

Los Factores Pronósticos del carcinoma células escamosas de vía Aero digestiva superior se dividen en Dependientes del Paciente (la Edad / sexo, Estado nutricional y Comorbilidades) y las dependientes del Tumor (Biológicos / moleculares, Celulares e Histológicos y TNM).

El estadiaje de la enfermedad en el momento del diagnóstico es el factor predictivo mayor sobre el pronóstico de la misma. El TNM está basado en el AJCC (American Joint Commite on Cancer. Las definiciones para el estadiaje del tumor primario se basan en el (T) tamaño tumoral, (N) Estado del cuello y (M) metástasis a distancias. En general, los estadios I y II de la enfermedad son tumores relativamente pequeños y sin afectación ganglionar. Los estadios III y IV son tumores de gran tamaño, que pueden invadir las estructuras adyacentes y/o tienen afectación ganglionar regional.

Los cambios más significativos en el pTNM a aplicar el 1 de Enero de 2018 son: Separación de los cánceres asociados a VPH; Reestructuración de los cánceres cutáneos (melanoma-escamoso); División de la faringe en 3 componentes: Cáncer de nasofaringe, Cáncer de orofaringe mediado por HPV (p16 +) y Cáncer de orofaringe (p16 -) e hipofaringe; Adición de la profundidad de invasión al “T” del cáncer oral; Adición de extensión tumoral extra ganglionar (ENE) en “N”.

La cirugía y la radioterapia (RT) son las Bases terapéuticas clásicas empleadas en el tratamiento de las neoplasias de cabeza y cuello. En líneas generales, en tumores pequeños (generalmente T1 y T2), ambas modalidades de tratamiento pueden considerarse igual de eficaces, optándose por una u otra en función fundamentalmente la localización tumoral y la experiencia del centro. En tumores de mayor volumen, suele ser necesario el empleo combinado de ambas modalidades.

La radio-quimioterapia basada en el cisplatino constituye el tratamiento estándar en la mayoría de los pacientes con cáncer de Cabeza-Cuello localmente avanzados. Lógicamente potencia tanto los efectos beneficiosos de la radioterapia (mayor muerte celular tumoral) como los efectos secundarios (mayor mucositis y alteraciones hematológicas) por lo que es de vital importancia la correcta selección de los pacientes para estos tratamientos, más eficaces pero a la vez más tóxicos. No obstante, para los pacientes con contraindicación para el cisplatino, existen otras drogas como el carboplatino o el cetuximab, un anticuerpo contra un factor (egfr) presente en la mayoría de los CCC que tiene un parecido efecto radiopotenciador pero con menor toxicidad que el cisplatino.

La quimioterapia se usa a menudo como tratamiento coadyuvante (junto RT) o para el manejo de la enfermedad con metástasis a Distancia o Paliativa. Queda pendiente del desarrollo de nuevas líneas de investigación para el tratamiento de dichos tumores.

Los avances en cirugía, buscan minimizar el daño que con lleva toda resección quirúrgica, buscando restablecer unos valores funcionales y estéticos, válidos para sus pacientes. Así los Avances en técnicas de imagen / anestesia, Técnicas mínimamente invasivas (endoscopia / microscopio / laser / robots) y Técnicas reconstructivas (microcirugía reconstructiva), mejoran los resultados funcionales generales y mejoran la calidad de vida específica del paciente.

Por último, el trabajo Multidisciplinar es clave para garantizar el éxito del tratamiento oncológico. Este hecho, ha demostrado ser muy importante en el cáncer de cabeza y cuello. Se ha demostrado el impacto de los equipos multidisciplinares sobre los indicadores de calidad clínica: mayor adherencia al tratamiento, reducción de los intervalos diagnóstico-tratamiento. Incluso, hay datos que avalan el impacto sobre la supervivencia que supone tomar la decisión de tratamiento sobre un paciente con cáncer de cabeza y cuello de manera interdisciplinar.


Palabras clave


Tumores Malignos; Cabeza y Cuello



DOI: http://dx.doi.org/10.14201/orl.19309

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ESCI Web of Science