OPCIONES DE TRATAMIENTO EN EL CÁNCER DE LARINGE E HIPOFARINGE/ TREATMENT OPTIONS IN LARYNGEAL AND HYPOPHARINGEAL CANCER/

Jose Manuel Roán Roán, Cristina Urbasos Garzón

Resumen


El manejo de los pacientes con cáncer de cabeza y cuello ha cambiado en los últimos años de un modo radical. Esto se debe a que:

  • El abordaje de esta patología es en estos momentos pluridisciplinar. En todos los hospitales funcionan los comités oncológicos que discuten las diferentes opciones terapéuticas para cada paciente, de forma que, aunque el tratamiento es personalizado, se siguen diferentes protocolos de tratamiento
  • En el momento actual se tiene en cuenta la función del órgano de una manera más enérgica que hace unos años. Aunque la preservación de la función ha inquietado siempre al otorrinolaringólogo, con el desarrollo de los protocolos de preservación de órgano, el resto de especialistas que trataban al enfermo muchas veces lo obviaban, de forma que la ausencia de tumor era una buena respuesta y por tanto una buena preservación, aunque la laringe no tuviera una función aceptable. Hoy esto ha cambiado y la rehabilitación de la función faringo-laringea tras el tratamiento del Cáncer de laringe e hipofaringe será un ítem más a tener en cuenta en todo el proceso

Los protocolos de preservación de órgano nacen con el cáncer de laringe y con el tiempo se trasladan al resto de los tumores de cabeza y cuello. El Cáncer de laringe localmente avanzado se trata de un tumor que el otorrinolaringólogo sabe que controla bien, pero el tratamiento pasa por una laringectomía total y todos aceptamos el grado de mutilación de la intervención. No sólo deja al paciente sin poder hablar, con trastornos de olfato, alteración del gusto, problemas respiratorios, con un traqueostoma permanente, sino que también en ocasiones el paciente se ve expuesto a problemas laborales y de índole psicosocial. Por estos motivos, desde hace ya muchas décadas se empezaron  a desarrollar técnicas abiertas de cirugía parcial, que en la actualidad se han hecho endoscópicas. Las primeras que se desarrollan son las cordectomías para tratar tumores incipientes de cuerda vocal. Posteriormente se desarrollan las hemifaringolaringectomías para tratar tumores de seno piriforme y será en torno a los años 70 cuando se desarrollan las técnicas de laringectomía parcial, fundamentalmente la laringectomía horizontal supraglótica. En los años 80 se introduce el Laser CO2 en el tratamiento del cáncer de laringe y sus indicaciones se van ampliando con el paso de los años, de forma que hoy en día se realizan pocas técnicas abiertas, que van a limitar más la función laríngea residual. En la actualidad el progreso de la Cirugia laríngea se centra en la cirugía robótica.

A las técnicas de cirugía parcial, que van a exigir una selección muy cuidadosa de los pacientes y una experiencia quirúrgica notable, se suman las diferentes técnicas de preservación de órgano con quimio-radioterapia (concomitante o secuencial) o con Cetuximab + Radioterapia

Repasamos las diferentes indicaciones en función de la T tumoral y el espacio que tiene hoy por hoy la laringectomía total

 

Treatment protocols of patients with head and neck cancer has radically changed in the last years, due to two main reasons:

  • Current management strategies are multidisciplinary, with all decisions going through the institutional oncological committee for individualized implementation of treatment.
  • Organ preservation is now in greater consideration than in previous years. In the past, absence of tumor was the sole objective of treatment, regardless of remaining function. The paradigm has now shifted towards the rehabilitation of pharyngeal and laryngeal function after treatment. 

Organ preservation protocols were first introduced for laryngeal tumors, and then extended to other sites of the head and neck. Total laryngectomy offers good control of locally advanced laryngeal cancer, but at the cost of multiple disabilities, impairing speech, smell, taste and airway conditioning. Patients also must deal with a permanent tracheostoma and frequent social and work handicaps. This lead to the development of partial laryngeal resections, currently performed endoscopically. These include cordectomies, vertical partial pharyngolaryngectomies for pyriform sinus tumors, and supraglottic laryngectomies, introduced in the seventies. The introduction of CO2 laser in the field of laryngology meant a decrease in open surgery in favor of function-preserving endoscopic approaches. The latest developments in these techniques are focused on the implementation of robotic surgery.  

Partial surgery techniques require a careful selection of patients and experimented surgeons. Alternative organ preservation strategies rely on radiotherapy combined with chemotherapy or cetuximab.

We will review the indications for these strategies depending on tumor size and the current role of total laryngectomy.

 




DOI: http://dx.doi.org/10.14201/orl.19315

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ESCI Web of Science