2444-7986-0010-0002-0157-0160

eISSN 2444-7986

DOI: https://doi.org/10.14201/orl.20367

Carta al director

IV Jornada Otoneurológica de la Sociedad Otorrinolaringológica de Castilla y León,
Cantabria y la Rioja (España). Logroño, 16 de marzo, 2019

IV Otoneurological meeting of Otorhinolaringology Society of Castilla and León, Cantabria and La Rioja (Spain). Logroño, March 16, 2018

José Ignacio BENITO-OREJAS1; Ángel BATUECAS-CALETRÍO2

1 Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Servicio de Otorrinolaringología. Valladolid. España.

2 Hospital Universitario de Salamanca. Servicio de Otorrinolaringología. Salamanca. España.

Correspondencia: jibenito@ono.com

Fecha de recepción: 30 de marzo de 2019

Fecha de aceptación: 30 de marzo de 2019

Fecha de publicación: 2 de abril de 2019

Fecha de publicación del fascículo: 1 de junio de 2019

Conflicto de intereses: Los autores declaran no tener conflictos de intereses

Imágenes: Los autores declaran haber obtenido las imágenes con el permiso de los pacientes

Política de derechos y autoarchivo: se permite el autoarchivo de la versión post-print (SHERPA/RoMEO)

Licencia CC BY-NC-ND. Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional

Universidad de Salamanca. Su comercialización está sujeta al permiso del editor

Señor director,

Valió la pena el conjuro que hicimos a la suerte el pasado año, porque sus hados favorecieron este encuentro en Logroño, disfrutando de un día espléndido y de una magnífica jornada, que cumplió todas las expectativas, superando también con creces el número de asistentes previstos, que alcanzó los 41.

Por llegar con tiempo, algunos viajamos el día antes y pudimos reconocer la huella de la historia del castellano en el monasterio de San Millán de la Cogolla, compartiendo entrañables recuerdos con los hermanos Batuecas quienes nos los fueron descubriendo durante el recorrido.

Y a las 10 de la mañana del sábado 16 de marzo nos encontrábamos en la 4ª planta del Colegio de Médicos, donde el Dr. Fernando Salazar, maestro de ceremonias, nos esperaba con tiempo para organizar toda la infraestructura. Una agradable sala iluminada por un sol espléndido que a través de una amplia cristalera permitía contemplar el río Ebro y más allá Navarra, gracias a la claridad de la mañana. Con puntualidad ocupamos todos los rincones, las sillas dispuestas en filas y los sofás que estaban contra las paredes, creando ese ambiente distendido que siempre hemos pretendido.

El Dr. Nicolás Pérez llegó el primero para comprobar el ordenador. El Dr. Salazar dio la bienvenida a los asistentes y aunque no pudo acompañarnos por razones personales, nos dejó todo organizado.

Iniciamos la Jornada, después de esas primeras palabras de acogida, con la entrañable presentación que el Dr. Batuecas hizo de su maestro el Dr. Nicolás Pérez, quien antes de empezar su charla y como le caracteriza, agradeció a todos y todo el haber sido invitado. Una espléndida conferencia sobre la «ACTUALIDAD DE LA OTONEUROLOGÍA», donde nos reconocía que, después de tanto tiempo de dedicación resultaba difícil definir con exactitud ese último paso que, por las paradojas de la ciencia, se confunde con otro dado hace tiempo. «Lo importante no son los medios técnicos, sino el conocimiento y los amigos», que te ayudan a encontrar la solución del problema. En su nueva andadura organizando la Clínica Universitaria de Madrid, nos contaba que pasó unos meses trabajando con unas simples gafas de Frenzel y que a su tercer paciente le diagnosticó de un síndrome de CANVAS. Con su saber y el escepticismo de los años, desveló alguna de las verdades a medias del diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Ménière y del reconocimiento de nuevas fronteras en las crisis de Tumarkin, con manifestaciones mucho más complejas e importantes, como la de ese dentista que, yendo por carretera a la consulta del pueblo, sufrió una brusca sensación de giro completo de su vehículo que le sacó de la carretera. Menos mal que, pudiéndose permitir un vehículo de alto standing, salió ileso y nos contó con detalle su experiencia… Y fiel al respeto por el tiempo concedido, el Profesor Nicolás Pérez nos volvió a dejar con la miel en los labios después de trasladarnos, como suele ser habitual en sus conferencias, a un universo distinto y lleno de sorpresas. Quizá, en esta preciosa mañana de marzo donde nacen precoces los brotes de la esparraguera, nuestro profesor quisiera transmitirnos una verdad que Ortega y Gasset resumía con estas palabras, «siempre que enseñes, enseña también a dudar de lo que enseñas».

Y siendo verdad que «lo que bien empieza, bien acaba», el resto de la jornada, continuó por los mejores derroteros. Cristina Cordero nos habló de los aspectos prácticos de la rehabilitación vestibular en una conferencia donde repasó las diferentes formas de tratamiento, instrumental y físico, demostrando su experiencia y el trabajo que llevan a cabo en la de la unidad de rehabilitación con que cuenta el Servicio de ORL del Hospital Universitario de Burgos, dotada de los mejores medios técnicos. Al hilo de su exposición y con el añadido de celebrar en Burgos la próxima Jornada, planteamos en conjunción con los Dres. Benito y Batuecas, la posibilidad de elaborar entre todos, una guía práctica que recoja los aspectos fundamentales de este conocimiento, donde como bien apuntó el Dr. Nicolás, deberían compartirse con expertos en esta materia del campo de la rehabilitación y la fisioterapia.

El pasado año el Dr. Batuecas nos propuso iniciar juntos un proyecto de investigación que buscara la influencia que el VPPB pudiera tener en las caídas de los ancianos. La Dra. Rocío González del Hospital Marqués de Valdecilla de Cantabria asumió con valentía el testigo, responsabilizándose de coordinar este proyecto que ahora empieza a dar sus primeros frutos. El máster que en esos momentos realizaba, le permitió encontrar las claves que ofrece la estadística para conseguir un protocolo bien elaborado, calculando junto a otras variables el número mínimo de pacientes patológicos y control, que permitiera obtener resultados fiables, arengándonos a la participación. Creo que es de ley reconocer el enorme esfuerzo que ha tenido que realizar, superando todos los inconvenientes de la Comisión de Ética de su Hospital, en relación a los posibles sesgos de las variables estudiadas y a la dificultad de obtener un modelo de consentimiento válido para todos los hospitales comprendidos en nuestra Sociedad de Castilla y León, Cantabria y La Rioja. Pero si es cierto que la constancia es la virtud por la que todas las cosas dan su fruto, la de Rocío ha alcanzado el principal objetivo y ahora nos toca a todos nosotros poder alcanzar la muestra necesaria para obtener conclusiones. Y ese es el gran reto, porque de ser capaces, lo podremos ser de otras muchas cosas que queramos emprender, donde por el número de hospitales y posibles colaboradores se facilitarían grandes empeños. De nosotros depende. Gracias Rocío por tu parte.

Y como colofón científico, un apartado de especial regusto para todos. Desde Logroño, Santander y Burgos, se presentaron 5 casos clínicos, que comentamos a continuación:

1. Sara Omedes Sancho del Hospital San Pedro de Logroño, presentó un caso de: «AFECTACIÓN VESTIBULAR CENTRAL SECUNDARIA A ESCLEROSIS MÚLTIPLE», con la colaboración de: Fernando Salazar Barcelona, Miriam Aranzazu Michelena Trecu, Laia Ramos Casademont, María Estrella Gómez Tomé y María Eugenia Marzo Sola. El vHIT del paciente dio lugar a una interesante discusión respecto a la importancia de detectar artefactos en los trazados. La aparente ganancia normal del reflejo vestíbulo-ocular hacia uno de los lados, era consecuencia de una sacada de refijación, tratándose en realidad de una falta de respuesta. En estos casos, en los que se plantee la duda, el Dr. Nicolás nos proponía la aplicación del protocolo SHIMP, que al invertir las sacadas permitiría descubrir que la falsa respuesta es provocada por una sacada.

2. Patricia Corriols Noval del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, de Cantabria, presentó un caso de: «DEGENERACIÓN CEREBELOSA SUBAGUDA», con la colaboración de: Natalia Castañeda Curto, Rocío González Aguado, Cinta Ricard Colome y Andrea González Suárez. La degeneración cerebelosa subaguda era la manifestación de un síndrome paraneoplásico, ratificado por la presencia de anticuerpos antiCV2, secundario a un cáncer microcítico de pulmón, descubierto posteriormente a través de un PET. De nuevo el Dr. Nicolás nos habló de la importancia de aprender a leer en el nistagmo, la localización de la lesión, recordándonos que si recae en el flóculo se produce un nistagmo vertical inferior, siendo superior si la afectación es en la úvula o en el nódulo cerebeloso, asociando el de la úvula un vértigo posicional.

3. Eugenia López Simón del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, de Cantabria, presentó junto al Dr. Carmelo Morales Angulo un caso de: «NEURONITIS VESTIBULAR EN ADOLESCENTE CON PAQUIMENINGITIS HIPERTRÓFICA IDIOPÁTICA», enfermedad infrecuente y de origen generalmente desconocido, donde la fibrosis de la duramadre puede ocasionar un atrapamiento del VIII par. A la rareza de este proceso se suma la afectación vestibular sin hipoacusia, que resulta excepcional.

4. Aiara Viana Cora del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, de Cantabria, presentó un caso de: «SÍNDROME VESTIBULAR BILATERAL AGUDO» con la colaboración de: Nathalia Margarita Castillo Ledesma, Patricia Corriols Noval, Eugenia López Simón y Rocío González Aguado. Después de un proceso catarral, una mujer de edad media comienza con un conjunto de manifestaciones neurológicas generales, asociadas a inestabilidad, cuya exploración vestibular confirma que se trata de una arreflexia bilateral, diagnosticándose tras su estudio de Síndrome de Guillain Barré.

5. Y finalmente, María Isabel Calle Cabanillas del Hospital Universitario de Burgos, presentó un caso muy interesante de «COLESTEATOMA Y VÉRTIGO» en colaboración con: Cristina Cordero Civantos y Arturo Rivas Salas, donde un paciente operado de colesteatoma hace 25 años, comienza a presentar crisis vertiginosas sin hipoacusia, con exploración vestibular aparentemente normal. La posibilidad de hidrops endolinfático retardado genera un interesante debate, donde el Dr. Nicolás nos expresa la relatividad de las clasificaciones que encorsetan unas formas clínicas cada vez más variadas y que seguramente conduzcan a cambiar estos arquetipos. Se hacía una mención concreta a la próxima Reunión de Bárány, que se celebrará en nuestro país, y donde posiblemente se muestre este cambio conceptual. Finalmente, se consigue paliar la sintomatología del paciente con una laberintectomía, a lo que el Dr. Batuecas opina, que antes de la cirugía ablativa, hubiera podido ser útil la aplicación de un protocolo de RMN que permitiera visualizar el hidrops.

El Dr. Nicolás apuntó finalmente que 4 de los 5 casos presentados eran neurológicos y habían sido presentados por otorrinos, lo que indica la importancia de poder contar con un neurólogo experto en patología vestibular.

Sobraron las estrictas recomendaciones de atenerse con precisión a los 7 minutos por cada exposición y la divertida claqueta señalando el último minuto, porque las 5 presentaciones se atuvieron al tiempo concedido, lo que desde aquí volvemos a agradecer a cada una de las participantes, porque mantener la variedad en el tiempo disponible, permite que las casi 4 horas de la mañana que dedicamos a esta jornada, resultaran amenas. Cada presentación se acompañaba de 3 preguntas de test con 4 respuestas múltiples cada una, que sirvieron para que los presentes pudieran verificar su grado de atención.

El Dr. Benito animó a que estos casos clínicos se vieran reflejados en Revista ORL, realizando una publicación de cada uno, según la normativa establecida, con la posibilidad de añadir posteriormente una revisión sistemática del tema orientada por el Dr. Pardal.

Y tras confirmar que la sede del próximo año sería Burgos y que la del 2021, Santander, entregamos al Dr. Nicolás con un fuerte aplauso nuestra tradicional figura de barro, en recuerdo a esta IV Jornada y en agradecimiento por su asistencia.

Y para colmar las expectativas, tras una foto de grupo, la Presidenta del Colegio de Médicos, la Dra. Inmaculada Martínez, también especialista en ORL, tuvo a bien invitarnos y sumarse con nosotros a una comida típicamente riojana en las dependencias del Colegio, donde no faltaron las patatas con chorizo, el vino de la tierra y el buen hacer de un servicio extraordinario de cocina. Tras compartir mesa y mantel, nos despedimos hasta el próximo encuentro en Burgos, que esperamos nos reciba de nuevo a todos y a muchos más, en el tercer sábado del próximo mes de marzo.

¡Ánimo, sólo queda un año!

Ediciones Universidad de Salamanca / [ ] Rev. ORL, 2019, 10, 2, 157-160



Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ESCI Web of Science