Reflejos cultos de plagium y plagiarius en algunas lenguas europeas

Germà COLÓN

Resumen


Cuando uno encuentra la rara voz plagio (y derivados plagiar, plagiario, etc.) en la jerga jurídica se sorprende si quiere relacionarla con el sentido de 'hurto intelectual', que es tan frecuente en dichos y hechos. Plagio entre los leguleyos es el rapto de hombre, la compra o venta de una persona libre como esclava. En su Lexicon de 1492 definía Nebrija plagium por «el hurto de siervo o libre» y plagiarius por «el que los hurta». Las glosas latinas explican este plagiarius como «qui mancipium uel pecus alienum distrahit seducendo» y «qui inducit pueros et seducit sernos». El origen último se encuentra en el griego plagion, neutro sustantivado de plagios «oblicuo, torcido».

Texto completo:

PDF






Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.