«No soy un gigante, soy solamente un lapón». Cándido María Trigueros y su correspondencia

María ANGULO EGEA

Resumen


Cuando Aguilar Piñal inició la ingente tarea de «rescatar» a Cándido María Trigueros del olvido puso el punto de mira en este personaje singular de nuestro siglo XVIII. Y, a pesar de que centrase su erudición en este personaje, se conserva aún sin el conocimiento público la mayoría de la correspondencia personal que mantuvo Trigueros con las figuras más conocidas del período comprendido entre 1758 y 1798.

Estas cartas están espacialmente divididas en dos ciudades, en dos marcos culturales: Sevilla (Carmona) y Madrid.

El estudio pretende matizar al personaje, al hombre de letras del XVIII, pero, sobre todo, analizar qué función desempeñó la carta en su elaboración vital y sus vinculaciones con la construcción autobiográfica. Este epistolario refleja por lo tanto la imagen que su autor proyectó de sí mismo y de su trabajo en un medio personalista, relacional y subjetivo.


Palabras clave


Cándido María; Trigueros; epistolarios; hombre de letras del XVIII; Ilustración

Texto completo:

PDF






Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 License.