ADENOCARCINOMA NASOSINUSAL. REVISIÓN DE LA LITERATURA, A PROPÓSITO DE UN CASO.

gabriela morales-medina, sara Fernández-Cascón, Claudia Buendía-Pajares, Isidora Paz Rettig-Infante, Luis Angel Vallejo-Valdezate

Resumen


Introducción y objetivo: Los tumores nasosinusales (TNS) de estirpe epitelial constituyen el 50-90% de todos los TNS, los adenocarcinomas de la cavidad son los segundos en frecuencia (10-20%). Se relacionan con factores de riesgo ocupacionales, como la exposición al serrín de la madera dura, que incrementa hasta 500-900 veces más el riesgo de desarrollar adenocarcinomas respecto a la población general. Así mismo, el riesgo es 10 veces superior al de la población general en los trabajadores de la industria peletera. Según la clasificación histológica de la OMS se distinguen 2 grandes tipos de adenocarcinomas: el tipo intestinal y el no intestinal. Los no intestinales no se relacionan con el polvo de madera y tienen un comportamiento menos agresivo.

Material y Método: Presentamos el caso de un paciente varón de 57 años de edad, ex trabajador de la madera 30 años atrás, con epistaxis intermitente por fosa nasal derecha, sin otra clínica asociada. A la exploración física se evidenció una lesión papilomatosa adyacente al cornete medio derecho. Tras realizar biopsia incisional, el resultado anatomopatológico fue de adenocarcinoma infiltrante moderadamente diferenciado de tipo intestinal.

Resultados: En estudios de imagen (TC y RMN) se valoró la extensión de la lesión desde el cornete medio hacia celdillas etmoidales, contactando parcialmente con la lámina cribosa sin afectarla, medialmente invadía el septum nasal y hacia lateral contactaba con la pared medial del seno maxilar sin invadirla. Se decide tratamiento quirúrgico con abordaje endoscópico, realizando turbinectomía media e inferior derecha, etmoidectomía anterior y posterior, apertura del ostium del maxilar, Draff IIB y septectomía radical. Como tratamiento complementario se decide radioterapia.

Conclusiones: Los adenocarcinomas nasosinusales son entidades poco frecuentes, se deben sospechar ante la presencia de un paciente con clínica nasosinusal inespecífica asociado a antecedentes ocupacionales relacionados con la exposición al serrín de maderas duras o la industria peletera. El diagnóstico se realiza con la exploración endoscópica, biopsia de la lesión y con técnicas de imagen (TC y RMN) para valorar la extensión del tumor y planificar el tratamiento quirúrgico, que es de elección en estos casos, asociado o no a radioterapia postoperatoria.

Palabras clave


adenocarcinoma nasosinusal; adenocarinoma tipo intestinal; tumores nasosinusales; trabajadores de la madera

Referencias


- Llorente JL, Núñez F, Rodrigo JP, Fernández León R, Álvarez C, Hermsen M y Suárez C. Adenocarcinomas nasosinusales: nuestra experiencia. Acta Otorrinolaringol Esp. 2008; 59(5): 205-8.

- López F, Grau JJ, Medina JA y Alobid I. Consenso español para el tratamiento de los tumores nasosinusales. Acta Otorrinolaringol Esp. 2017;68(4): 226-34.

- Michel J, Radulesco T, Penicaud M, Mancini J y Dessi P. Sinonasal adenocarcinoma: clinical outcomes and predictive factors. Int. J. Oral Maxillofac. Surg. 2017; 46(4):422-27.




DOI: http://dx.doi.org/10.14201/orl.20651

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.